Neurodesarrollo en niños, problemas de atención y aprendizaje

¿Sabías que los problemas de atención y aprendizaje afectan al 20% de la población infantil?

Es una tasa significativamente alta. 1 de cada 5 niños tiene problemas de aprendizaje.

Los problemas de atención y aprendizaje se pueden dividir en:

Se piensa que hay una vinculación entre el desarrollo del Sistema Nervioso y los Problemas de Atención y Aprendizaje.

En las primeras etapas de la vida prenatal hay una construcción biológica y emocional que se considera “programación” donde la estructura está vinculada a la función y viceversa, por tanto, la estructura determinará la función y la función determinara la estructura. Existe una programación genética pero luego va a depender de los estímulos que reciba para desarrollarlo.

Hay niños que no han desarrollado bien estas primeras etapas y son estas funciones las que permiten que las superiores o cognitivas evolucionen. Lo automático sostiene lo cognitivo, sin lo automático no se rinde en lo cognitivo.

La buena programación en la etapa infantil influye en nuestra capacidad de adaptación, por lo tanto, se seguirá expresando en nuestra etapa adulta. De ahí la importancia de la prevención en esos primeros años de programación.

¿Dónde está la causa?

Hay 3 momentos importantes a clasificar:

La fisioterapia pediátrica comúnmente ha sido neurológica y respiratoria pero ya no es así.

La fisioterapia pediátrica integrativa va a trabajar la función y la estructura, van a trabajar esa base o primer cerebro donde cuanto más desarrollado esté, más automático y más libre o económicas serán las funciones de “arriba”.

Por supuesto dentro de un trabajo interprofesional, formado por profesionales como optometrista, logopedas, etc.

Si tienes dudas sobre el desarrollo de tu hijo no dudes en consultar un
fisioterapeuta con formación en este tema porque la prevención y el trabajo en etapas previas suele ser más rápido y con mejores resultados.
Y si ya tienes un hijo con dificultades de atención y aprendizaje te hará falta la ayuda de un profesional, consulta y pide ayuda.

El potencial que tiene el cerebro de un niño es espectacular, por eso es importante la implicación de la familia para ayudarle a despegar.

656 668 056

(+34) 854 525 312