Neurodesarrollo de bebés y niños. Problemas de aprendizaje

Hablamos hoy del neurodesarrollo de bebés y niños. 1 de cada 5 niños tiene problemas de aprendizaje ¿lo sabías?. Es una tasa significativamente alta, además se podría considerar silenciosa, porque en el bebé todo va bien, hasta que un día todo se tuerce y ya hay demasiados signos…

Los problemas de atención y aprendizaje se podrían dividir en:

  • Secundarios a otros problemas de salud como problemas neurológicos, o incluso digestivos (una mala nutrición no permite un desarrollo neurológico con normalidad), ingresos hospitalarios con inmovilizaciones… que de alguna manera impiden que los estímulos se puedan integrar o incluso se carezca de éstos estímulos.
  • Y luego están los primarios, que afectan a niños sanos que cuando tienen que llegar a ciertos logros educativos no lo hacen como deberían de hacerlo. En este punto es donde el diagnóstico médico se complica… porque solo tienen en cuenta los síntomas, no las causas. Y aquí es donde también es importante la ayuda de un fisioterapeuta.

Por eso os decía al principio, lo importante que es la valoración del neurodesarrollo de bebés y niños. En las primeras etapas de la vida prenatal hay una construcción biológica y emocional que se considera “programación” donde la estructura está vinculada a la función y viceversa, por tanto, la estructura determinará la función y la función determinará la estructura. Existe una programación genética pero luego va a depender de los estímulos que reciba para desarrollarlo.

Una idea de esta construcción neurológica fue la teoría de McLean que define la evolución en construcción por capas, donde el cerebro se divide en un cerebro más reptiliano que da respuestas al estrés, temperatura, movimientos visuales, equilibrio… un cerebro emocional  que se apoya sobre el anterior y un cerebro cognitivo o más evolucionado.

Hay niños que no han desarrollado bien estas primeras etapas de función cortical, y son estas funciones las que permiten que las superiores o cognitivas evolucionen. Lo automático sostiene lo cognitivo, sin lo automático no se rinde en lo cognitivo.

La buena programación en la etapa infantil influye en nuestra capacidad de adaptación, por lo tanto, se seguirá expresando en nuestra etapa adulta. De ahí la importancia de la prevención en esos primeros años de programación

¿CÓMO SE SI ESTÁ SIGUIENDO UNA BUENA PROGRAMACIÓN O NECESITA AYUDA?

Vamos a analizar ciertos comportamientos en el neurodesarrollo de bebés y niños. Existen signos que nos dan información de cómo se está llevando a cabo esa programación:

NEURODESARROLLO DE BEBÉS

neurodesarrollo de bebés y niños

  • Bebés muy quietos, con falta o exceso de tono que no llegan a desarrollar los hitos motores de su edad, como la reptación, gateo, marcha entre los 10 y los 16 meses, etc.
  • Bebés que nada más nacer tienen un aparente control del cuello y/o actitudes preferenciales de cabeza, asociados además a cólicos del lactante, no duermen bien, irritables y excesivo tono (bebés muy rígidos).
  • Ayudas en la concepción. Histórico de dificultades en la familia.
  • Prematuridad y bajo peso al nacer, son puntos a observar, dado el tiempo que requerieron en ingreso con falta de estimulación.
  • Cuando tiene edad para sentarse realiza movimientos violentos de balanceo o presenta mareos en el coche de forma frecuente. Son signos de un sistema vestibular pobremente desarrollado.
  • Problemas estructurales como plagiocefalia, displasia de cadera y tortícolis. Habrá que estar pendientes porque el desarrollo neurológico puede no hacerse correctamente.
  • Problemas de lactancia, muy importante la posición, actualmente con gran consideración del frenillo como causante de lactancias que no marchan. También hay que considerar que para que un bebé pueda tener una buena postura de lactancia, su movilidad cervical debe ser completa, además, su lengua para poder adoptar la posición de succión necesita de una buena intervención motora que lo permita, es decir, los nervios craneales hipogloso y glosofaringeo deben estar perfectos y esto a su vez está relacionado con cervicales y cráneo. El uso de instrumentalizacion en el parto, partos muy rápidos o lentos, o bebés muy encajados durante largo tiempo, hacen que justo la salida craneal de estos nervios no sea del todo óptima impidiendo una buena funcionalidad… de nuevo la estructura gobierna la función y la función determinará la estructura…

NEURODESARROLLO NIÑOS

neurodesarrollo de bebés y niños

  • Excesiva timidez en juegos en altura, rechazo de juegos de pelota.
  • Dificultades para el equilibrio o bicicleta.
  • Sensibilidad a ciertos sonidos.
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Rechazo del dibujo, mala presión del lápiz.
  • Posiciones extrañas al sentarse.
  • Mucho esfuerzo para poco rendimiento.

La fisioterapia pediátrica comúnmente ha sido neurológica y respiratoria pero ya no es así. La fisioterapia pediátrica integrativa va a trabajar la función y la estructura, van a a trabajar esa base o primer cerebro dónde cuanto mas desarrollado esté, más automático y más libre o económicas serán las funciones de “arriba”. Por tanto, van a tener en cuenta la conexión de la parte inferior con la superior. Además de conectar la parte derecha con la izquierda que influyen en los movimientos y la motricidad.

Si tienes dudas sobre el desarrollo de tu hijo no dudes en consultar un fisioterapeuta con formación en este tema porque la prevención y el trabajo en etapas previas suele ser más rápido y con mejores resultados. Igualmente si ya tienes un hijo con dificultades de atención y aprendizaje.

El potencial que tiene el cerebro de un niño es espectacular, por eso es importante la implicación de la familia para ayudarle a despegar

 

Comparte este post en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Leave a Comment